Casa Finca EL HORIZONTE en Villa de Leyva
TuWeb
Casa Finca EL HORIZONTE en Villa de Leyva
Álbum de Fotos

Ruta Turistica
Informaciòn
 
Casa Finca EL HORIZONTE en Villa de Leyva

La Casa Finca EL HORIZONTE ubicada en la vereda del uvalito, la podràs encontrar a 7 minutos de Villa de Leyva municipio colombiano ubicado a unos 40 km al oeste de Tunja, en el departamento de Boyacá, reconocido como patrimonio histórico y cultural, se caracteriza por su arquitectura de estilo colonial y por sus variados paisajes rurales que van desde la zona de páramo con sus nacimientos y reservorios de agua hasta la zona desértica y seca.

Este lugar posee una gran variedad de ecosistemas y paisajes.

Hacia el suroccidente la zona seca muestra en los desiertos el impacto ambiental de siglos de explotación agropecuaria.

Al centro y nororiente la zona subhúmeda concentra la mayor cantidad de población en medio de paisajes que incluyen parches de bosque nativo que protegen los cursos de agua.

La zona húmeda, que abarca gran parte del Santuario de Flora y Fauna de Iguaque con diferentes ecosistemas de bosque montano y páramo seco, alcanza más de 3.000 metros de altura. En el santuario se encuentran varias lagunas de origen glacial y nacen numerosas quebradas que hacen parte de la cuenca del río Suárez.


Foto
Foto
Foto

Reconciliate con la Naturaleza en este Lugar

Poema Madre Naturaleza de Manuel Gutierrez Najera

Madre, madre, cansado y soñoliento
quiero pronto volver a tu regazo;
besar tu seno, respirar tu aliento
y sentir la indolencia de tu abrazo.

Tú no cambias, ni mudas, ni envejeces;
en ti se encuentra la virtud perdida,
y tentadora y joven apareces
en las grandes tristezas de la vida.

Con ansia inmensa que mi ser consume
quiero apoyar las sienes en tu pecho,
tal como el niño que la nieve entume
busca el calor de su mullido lecho.

!Aire! ¡más luz, una planicie verde
y un horizonte azul que la limite,
sombra para llorar cuando recuerde,
cielo para creer cuando medite!

Abre, por fin, hospedadora muda,
tus vastas y tranquilas soledades,
y deja que mi espíritu sacuda
el tedio abrumador de las ciudades.

No más continuo batallar: ya brota
sangre humeante de mi abierta herida,
y quedo inerme, con la espada rota,
en la terrible lucha por la vida.

¡Acude madre, y antes que perezca
y bajo el peso, del dolor sucumba;
o abre tus senos, y que el musgo crezca
sobre la humilde tierra de mi tumba!

INFORMES
ombingen100@hotmail.com

Tel 2186658 Cel 3102078755